Gran encuentro En Marcha 2019

Madrid, 7 de abril de 2018

 
 

Las personas aquí reunidas, venidas de los cuatro rincones de nuestra patria plurinacional, de todas las edades, de todas las situaciones económicas, de todas las religiones, de todas las condiciones sexuales, de todos los orígenes, de todas las razas, DECLARAMOS:
 
Que los derechos humanos son nuestra ideología.
 
Que quienes habitamos en España tenemos derecho a una vida digna, segura y completa, que este derecho es sagrado e inalienable y que su fuente es sencilla y únicamente la condición de ser persona.
 
Que tenemos derecho a la mejor sanidad pública cuando caemos enfermos.
 
A una vivienda asequible y habitable.
 
A una educación laica, moderna, pública y de calidad.
 
A unas pensiones dignas y de justicia.
 
Al descanso. A la conciliación familiar. A la cultura. A la movilidad. Al ocio.

***

Las personas aquí reunidas DECLARAMOS que tenemos derecho a vivir en una España que apueste por la ciencia y por un crecimiento sostenible, basado en la innovación y en los empleos de calidad.
 
En una España que no tolere el maltrato animal.
 
En una España sin pobreza. Sin exclusión.
 
En una España que no abandone la memoria de quienes lucharon y murieron por la democracia.
 
Que acoja con generosidad y cariño a los que hoy huyen de la guerra y el hambre.
 
Que sitúe los derechos civiles y la libertad de expresión como intocables.
 
En una España sin violencias machistas.
 
En una España moderna. En una España que cuide.

***

Las personas aquí reunidas SABEMOS que lo único que impide que esa España mejor llegue a cada pueblo y a cada valle de nuestro país es una vieja trama de intereses corruptos que parasita lo común para mayor beneficio de unos pocos.
 
Una trama de grandes empresarios que compran políticos con mordidas, con puertas giratorias y financiando ilegalmente sus campañas.
 
Una trama de políticos que adjudican obra pública a precio de chollo a sus jefes, protegen sus oligopolios y rescatan con el dinero de todos y todas sus malos negocios.
 
Cada vez con mentiras más gordas, con la cara más dura y con las banderas más grandes.

***

Las personas aquí reunidas DECLARAMOS que los integrantes de esta trama corrupta son enemigos del pueblo español.
 
Son un lastre que nos convierte en un país menos justo, menos próspero, menos seguro y menos democrático.

***

Las personas aquí reunidas ASUMIMOS la tarea de enviarlos, democráticamente, bien a su casa, bien a la cárcel… según corresponda.

***

Porque las personas aquí reunidas SABEMOS que esa España mejor a la que ellos no dejan avanzar… esa España es posible.
 
Porque esa España en marcha ya es la España digna de los y las pensionistas y de las mujeres el 8M llenando las calles de futuro.
 
Esa España ya está aquí. Es la España de las kellys, de Coca-Cola en lucha y de la PAH.
 
La España de las luchas sociales, pero también la de las luchas cotidianas.
 
Esa España en marcha ya es la España de la juventud buscando empleos precarios para no tener que emigrar, de los abuelos y las abuelas que sostienen a tantas familias, del currante que se levanta a las 5 y tiene dos empleos porque si no no llega… la España de la científica que sigue fabricando excelencia sin apenas financiación.

***

Esa España en marcha es la que llena hoy este recinto y es la España en la que las personas aquí reunidas nos sentimos representadas.
 
Es la España del 15M. Es la España del 99%. Es la España que viene y que ya gobierna en los Ayuntamientos del Cambio.

***

Las personas aquí reunidas ASUMIMOS la difícil pero ilusionante tarea de trabajar sin descanso para que esa España mejor acabe de nacer.
 
Para que el cambio llegue a cada rincón de nuestra patria y para que llegue pronto. Porque todas y cada una de nosotras hacemos nuestro el sufrimiento de quienes peor lo están pasando.

***

La siguiente cita para el cambio político en nuestro país son las elecciones europeas, autonómicas y municipales de 2019, y en esas elecciones salimos a por todas.
 
Por eso hoy damos el pistoletazo de salida de los trabajos que nos permitirán estar a la altura de nuestros vecinos y vecinas cuando llegue la hora.

***

Durante todos estos meses, las personas aquí reunidas nos COMPROMETEMOS a dejarnos la piel para ser más y mejores.
 
1.000.000 de inscritos y 100.000 militantes fue la meta que nos marcamos en Vistalegre II. Sabemos que es difícil, pero nada es imposible si lo hacemos juntos y juntas.

***

Hay que reivindicar con orgullo a PODEMOS como la principal herramienta del cambio y como el pegamento que une las diferentes confluencias y los diferentes niveles territoriales.
 
Pero también hay que defender con generosidad la pluralidad del espacio político del que formamos parte y la unidad como condición indispensable para vencer.
 
Hay que transformar nuestra cultura de organización y poner en su centro el compañerismo, la unidad de acción y los cuidados.
 
Hay que elaborar los mejores programas participativos para nuestros municipios; hay que desvelar las redes locales de corrupción y clientelismo, y hay que reunir toda nuestra potencia en las redes sociales para frenar la ofensiva contra la libertad de expresión y de información.
 
Tenemos que formar a nuestros cargos públicos, presentes y futuros, para seguir siendo mejores que ellos.
 
Tenemos que formar defensoras de derechos humanos, facilitadores sociales y comunicadores populares.
 
Tenemos que formarnos todos y todas para avanzar hacia una organización y una sociedad plenamente feministas.

***

Estos meses, tenemos que hacer todo esto y mucho más… y tenemos que hacerlo reconociendo y nutriendo nuestros espacios jóvenes, apostando por la convivialidad y la diversidad que nos atraviesa.
 
Con una lógica de participación por encima de la lógica de representación y con la militancia como protagonista.
 
Desde el principio dijimos que, «si no haces política, te la hacen» y esta convicción es el código genético de PODEMOS.

***

Tenemos que trabajar duro durante estos meses, y a ello nos COMPROMETEMOS las personas aquí reunidas.
 
A trabajar para ser más y más fuertes y a ponernos a disposición de los procesos de empoderamiento y autoorganización que ya están anunciando una España en marcha en los centros de trabajo y en las plazas.
 
A acompañar y fortalecer el movimiento popular, porque solo así podremos recuperar nuestro país para su gente.
 
A luchar, a soñar, a querernos y a ganar.
 
A salir a la calle, que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo.
 
Compañeros y compañeras, ¡en marcha!